Te hacemos fácil la tecnología

El mundo tecnológico se pregunta qué pasará con Apple sin Steve Jobs


Por segunda ocasión en poco más de dos años el líder de Apple, Steve Jobs, anunció que se tomará una “licencia médica”.

En un correo dirigido a sus empleados -y difundido por la oficina de prensa de la empresa- Jobs dijo que haría una pausa laboral “para poder concentrarme en mi salud”.

En el mensaje aseguró que continuará como presidente ejecutivo de Apple, involucrándose en las grandes decisiones. Sin embargo, el manejo diario de la compañía recaerá en en Tim Cook.
Y quien es ese?


Tim Cook, el director de Operaciones de Apple, es una persona a la que le gusta que la compañía opere a la perfección. Gracias a su trabajo los números financieros de la empresa son positivos, las ganancias elevadas y los costos bajos.

Se le conoce además por compartir con Steve Jobs -a quien relevará en forma temporal durante una licencia médica- una fuerte pasión por la empresa y un estilo de liderazgo que gusta de revisar, cuestionar y autorizar cada detalle del trabajo de su área.

No se sabe cuánto tiempo estará Cook al frente de la empresa de la manzana mordida, pero no es la primera vez que tiene que navegar el barco cuando el capitán está indispuesto.Cuando Jobs tomó una licencia médica -para someterse a un trasplante de hígado- a finales de 2008, Cook lo reemplazó de manera exitosa.

Durante los primeros seis meses de 2009 las acciones de Apple se elevaron un 70%, a pesar de una caída inicial tras conocerse la salida temporal de Jobs.

De hecho recibió un bono especial de US$5 millones por su “excepcional desempeño” durante ese periodo.

“Lo más importante que alguien de fuera debe saber es que cuando Steve no está cerca, Tim Cook tiene capacidad de sobra para manejar la compañía en forma bastante efectiva”, aseguró Michael Gartenberg, analista de Gartner, una empresa de investigación del sector.
“Adicto al trabajo”
Cook y Jobs

Tim Cook comparte con Steve Jobs la pasión por Apple.

Cook cuenta con tres décadas de experiencia en la industria tecnológica en donde previamente ha laborado en empresas como IBM y Compaq.

El líder interino de Apple llegó a la empresa en 1998, justo después del regreso de Steve Jobs a la compañía. Frecuentemente se le menciona como candidato a dirigir otras empresas tecnológicas, pero hasta ahora se ha mantenido fiel a los colores de la empresa con sede en Cupertino, California.

Entre otras cosas se le conoce por su eficiencia. Tras su llegada a la compañía se encargó de cerrar fábricas y deshacerse de inventario para lograr que la empresa redujera sus costos y siguiera siendo viable.

Después realizó alianzas con fabricantes asiáticos para que se encargaran de producir los componentes de algunos de sus artículos.

Poco a poco se ganó la confianza de Steve Jobs hasta el punto de que muchos lo consideran como su hombre de confianza.

The New York Times publica que Cook está más a cargo de Apple que lo que la gente cree y asegura que así como Jobs es “obsesivo con los detalles de los productos”, Cook lo es con los “detalles de la operación”.
Steve Jobs

A diferencia de su anterior licencia médica, en esta ocasión Jobs no dijo cuándo regresará.

Según un perfil publicado en 2008 por la revista Fortune, Tim Cook es “un adicto al trabajo cuyos únicos intereses además de Apple parecen ser el ciclismo, el aire libre, y el equipo de fútbol americano de Auburn”.

Quienes lo conocen aseguran que aunque comparte el fervor por la empresa con Steve Jobs, su carácter es diametralmente opuesto. Cuando Jobs se exalta, Cook permanece calmado.

Ceño fruncido y falta de expresión son algunas de las características que le achaca Fortune. La publicación también asegura que en las reuniones se le conoce por sus “largas e incómodas pausas” y por las barras energéticas que consume.

Seguimos con Jobs
“Amo mucho a Apple y espero regresar tan pronto como sea posible. Mientras tanto, mi familia y yo apreciaremos profundamente el respeto a nuestra privacidad”, afirmó Jobs en el correo electrónico.

Desde finales de 2008 y hasta mediados de 2009, Jobs se ausentó de Apple para someterse a un trasplante de hígado.

La cirugía fue parte de una serie de tratamientos que ha recibido desde que le diagnosticaron cáncer de páncreas en 2004.
¿Qué es Apple sin Steve Jobs?

El anuncio de la retirada provisional del fundador de la empresa ocurre un día antes de que Apple reporte sus resultados financieros del primer trimestre fiscal del año.
Bolsa de Valores de Nueva York.

El anuncio ocurrió en un día feriado en EE.UU. cuando no opera la Bolsa de Valores.

Además, el correo se hizo público este lunes que es un día feriado en Estados Unidos por lo que la bolsa de valores no está operando.

Las acciones de la empresa, sin embargo, cayeron en algunos mercados europeos.

La elección de la fecha no es casual dado que si mañana, como se espera, Apple anuncia fuertes ganancias dicha noticia podría ayudar a calmar la inquietud de los inversionistas por la salud del fundador de la compañía.

Jobs es un ícono de Apple y se le reconoce como el arquitecto del éxito actual de la empresa -que el año pasado superó a Microsoft como la número uno en el ramo tecnológico- que se ha basado en productos como el iPod y el iPhone.
Jobs presentando el iPhone

Jobs ha llevado a Apple a la cima con productos como el iPhone y el iPad.

Steve Jobs es Apple y es un secreto a voces que el presidente de la compañía se involucra en cada paso de los productos que sacan al mercado, desde su creación hasta las campañas de publicidad que los acompañan.

A nadie debería extrañar que la suerte de la compañía de la manzana esté tan ligada a su creador. Entre el año que fundó Apple (1976) y el año que se fue por un conflicto interno (1985) la empresa fue calificada de “innovadora” y “emocionante”.

Pero cuando Jobs dejó su oficina, la suerte de la manzana cambió. Sus ventas y su prestigio entraron en declive y muchos expertos consideraron que Apple llegaba a su fin.

Eso, por supuesto, no ocurrió. En 1997 regresó a la empresa y trajo con él una renovada creatividad. IMac, iTunes, iPod, iPhone y iPad son sólo algunas de las marcas que no sólo revivieron a Apple, sino que la colocaron en la vanguardia del desarrollo tecnológico.

Pero Jobs también tiene un flanco que le atrae comentarios negativos.

Una de las cosas que más se le critica es su estilo de dirección. Quienes han trabajado con él aseguran que suele ejercer una “micro gerencia”. Ningún producto puede lanzarse si él no supervisa y aprueba cada uno de los pasos del proceso de producción.

Es por ello que su ausencia levanta más de una ceja sobre el futuro de los productos de la empresa.
Fuente:bbc

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s