Te hacemos fácil la tecnología

Archivo para septiembre 24, 2011

Celulares robados en Venezuela son reactivados y vendidos en el exterior


Según el diario El Nacional, una parte de los móviles robados en Venezuela se reprograma y se revende a través de redes delictivas con actividad en países suramericanos como Colombia, Ecuador, Chile y Paraguay.

En Venezuela se roban 1,2 millones de celulares al año, mientras que en Colombia la cifra alcanza los 1,5 millones. Sin embargo, se desconoce la cantidad exacta de equipos reprogramados y revendidos y no hay mayores datos sobre las organizaciones dedicadas a este delito. Se sabe que los teléfonos que han sido tratados para burlar los bloqueos antirobos y someterse a reventa son llamados “reformados” (refurbished en inglés) y se caracterizan por costar bastante menos que los equipos en sus condiciones originales.

El procedimiento de “reformación” de los móviles pasa por asignarles un nuevo IMEI (International Mobile Equipment Identity) gracias a una aplicación que los reprograma por completo y, en consecuencia, deja sin efecto los intentos de bloquear estos seriales que equivalen a la “huella dactilar” del aparato. Esto es lo que en muchos casos ofrecen a las personas como “desbloqueo”, que en realidad se trata de esconder la procedencia ilegal del artefacto.

En el caso particular de los equipos Blackberry, los usuarios tienen una manera muy clara de detectar cuando esto se ha hecho con su aparato: el PIN permanece inhabilitado dado que RIM, su fabricante, cada tres meses chequea su base de datos y si un terminal está activo con un IMEI no registrado lo bloquea desde sus orígenes.
Fuente: El Nacional


Pantallas de iPhone5 defectuosas


Está confirmado, es que durante la fabricación de los nuevos iphone5, las pantallas táctiles hechas por Wintek, se detectaron varias con defecto, y es probable que ésto afecte la disponibilidad del dispositivo.El defecto que tienen estos displays, es algo llamado “Delayed Bubbles”, esta falla hace que se formen pequeñas burbujas de aire entre la pantalla y la capa de laminado del teléfono.

Los reportes aseguran que Wintek ya está tomando las medidas necesarias para corregir este problema de fabricación, pero Apple está dudando si podrán resolverlo a tiempo, ya que la fecha de salida de su nuevo producto está cada vez más cerca.


Entrada del Satélite UARS a la tierra


Los científicos de la NASA que estudian la basura espacial creen que todas o casi la totalidad de las partes del obsoleto satélite se hundieron en el Océano Pacífico, y probablemente esquivaron tierra firme. Pero si sus cálculos están errados por sólo unos cinco minutos, las piezas candentes podrían haber caído en partes del noroeste de América del Norte.
No se han reportado heridos o daños en tierra, lo que funcionarios de la NASA consideraron una buena señal de que el satélite cayó en el océano.
Pero esto no necesariamente significa que todas sus partes cayeron al mar. Algunos restos podrían haber caído sobre áreas como Portland (estado de Oregón) o Seattle, en Estados Unidos, o en las inmediaciones de Calgary o Saskatoon, en Canadá, dijo Jonathan McDowell, del Centro de Astrofísica Harvard-Smithsonian mas o menos unas 26 piezas individuales, con un peso conjunto de 500 kilos, podrían haber sobrevivido a la incineración.
“Las piezas se desprenden de esta bola de fuego en llamas, y algunas tienen suficiente impulso para recorrer cientos de kilómetros”, dijo.
El aparato penetró la atmósfera terrestre en algún lugar sobre el Océano Pacífico, de acuerdo con la NASA y el Centro de Operaciones Espaciales Conjuntas de la Fuerza Aérea.
La NASA había calculado previamente que el satélite de investigación climática de 20 años de antigüedad caería en una franja de 800 kilómetros (500 millas) de largo que podría incluir tierra. Funcionarios dijeron que el satélite de 11 metros (35 pies) de largo cayó entre las 0323 y las 0509 GMT del sábado.
Antes se habían intensificado en Twitter y otros destinos de internet las conjeturas: numerosas versiones sin confirmar daban cuenta de que restos del Satélite de Investigación de la Atmósfera Superior (UARS por sus siglas en inglés) se habían precipitado sobre Alberta, Canadá. Incluso se difundieron supuestas evidencias en vídeo.
El portavoz de la NASA Steve Cole dijo que era posible debido a que el último rastro del satélite incluyó Canadá, comenzando al norte de Seattle y describiendo un gran arco hacia el norte y luego al sur. A partir de ahí, las huellas continúan a través del Atlántico Sur hacia Africa, pero era poco probable que el satélite hubiera llegado tan lejos si empezó a caer sobre el Pacífico.